Las llamas terminaron con un casamiento en México y los invitados huyeron despavoridos.