Un conocido ilusionista visitó el entrenamiento de Barcelona, hipnotizó a varios jugadores y en España especulan con su vinculación con con la remontada frente al PSG.