El felino intenta convencer a su dueño con mimos pero no lo logra.