Bryan Thornhill castigó de una forma muy particular a su hijo por haber sido expulsado del ómnibus escolar. A través de un video de Youtube, el padre estadounidense transmitió su medida en vivo; lo hizo ir corriendo hacia la institución durante el período de suspensión.