El tenista bailó el tema del momento durante el partido del Masters 1000 de Roma.