Esta triste pero tierna historia ocurrió en China.