El centro médico ruso asegura que se comprarán camas adicionales para futuros casos de emergencia.