Un bloque de poco más de 10 kilos cayó de forma inesperada al lado de un hombre que trabajaba limpiando la calle.