El hombre firmó un contrato y estará siete días sin su esposa.