Más de dos millones de afectados vieron comprometida su información personal