Usuarios de distintas partes de Europa y América han experimentado dificultades para acceder a las redes sociales.