Las levaduras fueron recuperadas mediante un sofisticado método de recolección a partir de cerámica del Egipto de los faraones.