Se trata del "hallazgo más grande de este tipo", según arqueólogos del INAH.