Para el estudio se investigó a más de 36.000 hombres y se corroboró la información con otros 222.000.