El hallazgo tuvo lugar en una excavación en una cueva sudafricana.