La cafeína funciona bloqueando los receptores de adenosina, una molécula que informa al cerebro sobre el cansancio del cuerpo.