En la semana del amor los moteles ofrecen desde cine para dos hasta piscinas privadas.