Según la publicación La prostitución en Uruguay: Entre el trabajo y la explotación sexual, del investigador Pablo Guerra, de la Universidad de la República (UDELAR) hay una "gran disparidad" en los ingresos. Sólo 88 de las 11.000 que ejercen aportan al BPS.