Se trata de un ingeniero en informática de 41 años que ingresó a la base de datos de una mutualista y obtuvo información con la que extorsionó al centro asistencial.