El joven estaba volviendo a su casa tras jugar un partido de fútbol en una cancha de Barros Blancos.