Más de 100 fueron repatriados por no cumplir con las exigencias del organismo internacional.