La Administración de Servicios de Salud del Estado dispuso además ampliar la investigación para detectar más responsabilidades.