El gobierno lanzará una campaña masiva el próximo 26 de setiembre para advertir sobre los riesgos de las drogas, pero también para "desatanizar" el consumo.