Vecinos de Montevideo, Canelones, Florida, Durazno y Tacuarembó, afectados por la construcción de las vías del tren, se mannifestaron frente a la Dirección Nacional de Medio Ambiente.