Los vecinos de la zona contrataron un ómnibus y fueron a protestar ante la Dirección Nacional de Medio Ambiente.