Así lo afirmó uno de sus hijos, Álvaro Vázquez, que también es oncólogo