El país pasó a integrar la lista de 24 países que serán estudiados por la OIT por denuncias de violaciones de convenios internacionales de trabajo.