La víctima, de 51 años, había llegado alcoholizado y portando un arma a su casa.