El hombre de 37 años estaba buscando a los delincuentes que habían rapiñado el almacén de su madre.