Gustavo Torena, también conocido como el Pato Celeste, culpó al Movimiento de Participación Popular por su procesamiento.