La terminal costó nueve millones de dólares y tenía mucho movimiento cuando fue fundada, en 2012, ahora solo quedan dos locales comerciales.