Se desplomó la fachada del edificio lindero y todo cayó sobre su casa: dos dormitorios quedaron destruidos.