Los internos rompieron una reja de su celda y después cortaron tejidos perimetrales para poder salir afuera de la cárcel de Canelones.