La empresa brasileña anunció cuatro despidos y 53 suspensiones a los trabajadores que participaron del control obrero en la planta.