Rompieron la puerta de vidrio y se llevaron cigarrillos. La Policía los persiguió y todo fue grabado por un vecino.