El suceso ocurrió en la Unidad Nº 7 de Canelones cuando regresaba de realizar trabajos en Ciudad de la Costa.