Con 20 minutos de diferencia, los delincuentes se llevaron la recaudación del día de un camión de reparto y de un comercio.