Los tres niños, de 10, 12 y 13 años, rompieron una ventana del lugar y se fugaron con varios objetos.