La Fiscalía pidió procesar a la exsenadora por tres delitos nuevos de falsificación. En este caso, falsificó certificados para pedir una prórroga de un desalojo.