En la Universidad de la República y en la Universidad Católica del Uruguay también se avala a los profesores no tener clase durante algunos partidos del mundial.