El escrito, de 108 páginas de extensión, fue llevado por un grupo de legisladores a la Fiscalía General de la Nación.