Se trata de dos hombres y una mujer, detenidos por presuntamente estar involucrados en el caso de los 603 kilos de cocaína incautados en Francia