El pasado 5 de junio dos delincuentes ingresaron a un local de pagos para rapiñarlo, pero, cuando no lo lograron, rociaron gasolina y quemaron a tres mujeres.