El pequeño estaba en compañía de su padre, de su abuelo y de otro adulto a orillas del Río Santa Lucía.