Tras el tiroteo había sido internado en el Hospital Español en estado grave.