Interpol sospecha que el capo de la mafia italiana habría escapado al departamento de Lavalleja.