Spinraza es la única medicina en el mundo que frena los síntomas de la enfermedad, pero el Ministerio de Salud Pública no lo trae.