El principal sospechoso es su expareja, que aún no fue detenido por la Policía.