El vecino de 77 años fue desvinculado de toda responsabilidad por el asesinato del joven grafitero.