Los cinco agentes que declararon en la tarde de este martes, no podrán acercarse a la hija de la víctima ni salir del país durante 120 días.